Galeria Friki: Robots gigantes que invadieron el mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Al escribir la noticia sobre «Gigantor» no he podido obviar unos post que colgué hace años en mi primer blog, y que trataban sobre distintos robots a escala 1:1 que se habían construido en distintas partes del mundo.
Curiosamente y aunque esto parezca una tendencia mas propia de Japón, el primer robot (mecha que le llaman los japoneses) que podemos encontrar es una reproducción de fibra de vidrio del mítico Mazinger Z. Mide unos 10 metros, se encuentra en nuestro propio país y esta situado a la entrada de un barrio de Tarragona. Según parece un grupo de avispados constructores lo consideraron un buen reclamo para sus potenciales compradores y aunque la urbanización que supuestamente iba allí no se llego a construir dejaron para el recuerdo este majestuoso monumento que se ha convertido en un lugar de peregrinación para todos los seguidores de la obra de Gō Nagai.

Continuamos con este viaje y nos desplazamos hasta la ciudad de Tokio, exactamente al parque Shiokaze de Odaiba, donde hace unos años se construyo una brutal reproducción de una unidad de combate «Gundam«.
Dicha reproducción mide unos 18 metros y además de imponerse sobre el horizonte, incluía distintos efectos de iluminación y niebla para atraer la atención de los turistas. Sinceramente no se cuanto costo levantar una obra como esta, pero estoy seguro que hubiera sido imposible en los tiempos que corren.

Por ultimo, y como un ejemplo mas de lo que se hacia antes de que la maldita crisis económica nos invadiera os traigo el ultimo monumento (creo que es el nombre mas apropiado) a las famosas series de robots, que en este caso homenajea al protagonista de la noticia que publicamos hace unas horas.
La reproducción de este «bruto mecánico» de nombre Tetsujin 28 (Gigantor o Ironman 28 por países más occidentales) se ha llevado a cabo en la ciudad de Kobe (Japón), pesa 50 toneladas y mide unos 18 metros. Aunque la estética es bien distinta a los dos robots anteriores, debe resultar impresionante ver esta «mamotreto gigante» asomando por la ciudad.

¿Creéis que algún día volverán a hacerse cosas como estas? Yo espero que si, y entre los robots que me gustaría ver incluiría una reproducción de Optimus Prime tal y como aparece en la serie de animación, nada de esa estética tan rara que luce en las películas de Michael Bay.
Y a vosotros ¿Os gustaría ver algo así cerca de vuestro barrio?

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

2 respuestas

Los comentarios están cerrados.

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar