25 arcades que nos vaciaron los bolsillos en los 80/90s

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
25 arcades que nos vaciaron los bolsillos en los 80/90s

Aunque las consolas y ordenadores personales llevan formando parte del ocio domestico desde finales de los 70, lo cierto es que en cuanto a ocio electrónico en la década de los ochenta y los noventa, los salones recreativos y sus máquinas arcade eran los auténticos reyes.

Si bien es cierto que yo nací en el año 82, pertenezco a una generación que disfrutó de títulos tanto nuevos como antiguos, y como tal, formé parte de ese grupo de niños a los que tener cinco duros (25 pesetas de las de antes) en el bolsillo nos llevaba irremediablemente a jugar a cualquier recreativa que tuviéramos cerca.

El número de títulos que vieron la luz en aquella época es increíblemente enorme, pero sin lugar a dudas, hay títulos que nos marcaron por su especial dificultad y por su capacidad para vaciarnos los bolsillos más rápido de lo que hoy se nos vacían en una tarde frente al ordenador jugando a tragamonedas en línea.

Eran juegos a los que además de muchas monedas, había que echarle paciencia y un talento especial. Juegos que difícilmente podías pasarte con 25 pesetas y que, personalmente, pienso que estaban enfocados a desplumarnos con su dificultad endiablada.

Cada cual tendrá su particular némesis en lo que a recreativas se refiere, pero sin duda, estas son las 25 (en homenaje a las 25 pesetas / 5 duros que costaba cada partida) en las que más dinero invertí durante mi niñez y adolescencia. Por cierto, con el tiempo, las he vuelto a jugar en emuladores y demás, pero no es lo mismo. Sin duda, la emoción de perder el poco dinero que manejaba era un factor determinante para mejorar la sensación de juego.

En fin, aquí está mi listado:

Alien Vs Predator

Este «Yo contra el barrio« que adaptaba el cómic homónimo es de esos juegos que ni con créditos infinitos he conseguido pasarme.

Hace falta mucha concentración y un buen compañero para superar todos los niveles de este título que enfrentaba a humanos y predators contra legiones de xenomorfos de mil y un tipo. ¡Brutal!

Cadillacs and Dinosaurs

Otro arcade que adaptaba un cómic. Cadillacs and Dinosaurs no era de los más difíciles, pero no creo que nadie se lo pasara sin invertir un mínimo de 100 pesetas (y creo que soy muy optimista con el cálculo). Genial su variedad de enemigos.

Captain America and the Avengers

Este título, también de la clase Beat’em up, fue mi primera toma de contacto con un videojuego protagonizado por personajes Marvel. Por entonces no conocía a la mayoría de personajes que incluía y por alguna razón me flipaba que la barra de vida fuera diferente al de otros juegos.

Captain Commando

Otro Beat´em up clásico de Capcom. En este, la principal diferencia era la variedad de habilidades de cada personaje y al igual que Cadillacs and Dinosaur, la variedad de enemigos y armas era brutal.

Final Fight

Tras el exitazo de Street Fighter 2, Capcom reventaba el mercado con uno de sus primeros y más grandiosos Beat´em Up. Su fama fue tal que sus personajes dieron posteriormente el salto a versiones de Street Fighter y a un juego de Wrestling de cuyo nombre no me acuerdo ahora, pero que también era fantástico.

En fin, tortas, malos “a cholon” y muchas armas para rescatar a la hija del alcalde Haggar.

Ghost and Goblins

Probablemente uno de los juegos de plataformas más adictivos de la historia. En él, y tomando el papel de Sir Arthur, combatíamos a todo tipo de monstruos con el único fin de rescatar a nuestra querida princesa. Su nivel de dificultad era bestial, y encima, cuando lo terminabas, tenías que dar una segunda vuelta a todo el juego.

Knights of the Round

Los beat´em up de temática medieval y fantástica se iniciaron con un clásico como es Golden Axe. Dicho juego de Sega se queda fuera de la lista porque me lo acababa con cinco duros, pero no se podía decir lo mismo de títulos como King of Dragons, Dungeons and Dragons o este Knights of the Round.

Todos son magníficos, pero el hecho de ir mejorando al personaje, su arma y su armadura a medida que avanzabas en Knights of the Round era un extra que te obligaba a soltar moneda tras moneda para ver a los héroes artúricos en todo su esplendor.

Las Tortugas Ninjas

El de las Tortugas Ninjas fue el primer mueble para cuatro jugadores que vi en mi vida. Poder disfrutar de un videojuego con otros tres amigos encarnando a tu tortuga favorita era toda una experiencia y un vicio tremendo. ¡Gran juego este y su secuela!

Los Simpson

Si con Ninja Turtles jugar a cuatro jugadores era lo más, la recreativa de Los Simpson no se quedaba atrás. Sin duda era mucho más difícil que la de sus contrapartidas anfibias, pero machacar a Krusty y compañía era algo irremediable para los niños de aquella época.

Metal Slug

Un plataformas mítico y un poco tardío para la época de los arcades. SNK y Neo Geo eran otro nivel y eso se notaba en los detalles de este juego que, personalmente, me parece imposible de pasar sin dejarse el sueldo en él. ¡Menos mal que existen los emuladores!

Miss nude world 96

Muchos no los llegaron a ver, pero en los 80 y los noventa había “maquinitas” para adultos. Estas, eran observadas por todos en una época en la que ver una teta era todo un milagro y sin duda, Miss Nude World 96 solo era un ejemplo del montón de títulos de “desnuda a la chica” que recibimos por entonces. Por cierto, eran muy adictivos incluso sin el componente erótico.

NBA Jam

Si el baloncesto real no era lo tuyo, siempre tenías la oportunidad de humillar a tu colega en una maquinita. NBA Jam era un heredero espiritual y vitaminado del clásico español “Fernando Martín” y al incorporar a estrellas de la NBA, flipaba a los fans del basket.

Era un juegazo, pero personalmente, me gustaba más el Street Hop de Neogeo.

Robocop

Robocop revoluciono el cine de acción, los cómics y también los videojuegos. Su recreativa era toda una pasada y su banda sonora (incluida su versión de 8 bits de mi ordenador Amstrad CPC 464), aun resuena en mi mente. ¡Juegazo de los casi imposibles!

Rygar

Otro plataformas de la época que me volvía loco. De dificultad endiablada, había auténticos expertos en manejar a este héroe que corría por cada nivel con su escudo “lanzable”. Buenos gráficos, malos originales y acción a raudales.

Samurai Shodown

En los 80 y, sobre todo, en los 90, había juegos de lucha para aburrir. Sin duda, Street Fighter 2 era de los favoritos, pero SNK y NEO GEO se especializaron en ofrecer muchas alternativas. Si bien muchos eran de Art of Fighting, Fatal Fury o King of Fighter, mi favorito tras el juego de Ryu y Ken era Samurai Shodown.

Sus personajes, su apuesta por originales combates con espadas y su brutal sistema de juego hicieron que fuera un chico más pobre durante mi adolescencia.

Shadow Dancer

Tras el mágico Shinobi, recibimos esta versión con un ninja enmascarado que llevaba un perro. Ambos juegos eran casi idénticos e igual de difíciles, pero este, por el perro, tenía un plus.

Snow Bros

Tengo que admitir que Snow Bros era otro de esos juegos super difíciles que casi me pasaba con cinco duros. Quizás no debería estar aquí, pero se que mucha gente se dejó la pasta en este divertido título que era una evolución brutal del clásico Bubble Bobble. ¡Que caen los billetes!

Soul Blade / Soul Edge

Con la llegada de los primeros juegos en 3D a los recreativos, y tras experiencias que para mi gusto no eran muy satisfactorias (me refiero a Virtua Fighter, Tekken o incluso Toshinden), llegó Soul Blade / Soul Edge.

El juego arrasó en recreativas antes de su excelente conversión a Playstation y todavía es uno de mis juegos favoritos.

Street Fighter 2

¿Qué decir de este título inmortal? Por muchas versiones que se hayan hecho, el original sigue siendo una joya y todavía a día de hoy hay piques entre los mejores jugadores de SF. ¡Maquinón!

Three Wonders

No era muy habitual que una maquina incluyera tres juegos diferentes, pero ya digo que a NEOGEO le encantaba innovar. Gracias a ellos, nos llegó esta recreativa en la que teníamos un juego de naves, otro de conejitos que tiraban bloques y que recordaba a Bomberman, y el mejor de todos, uno de plataformas en el que llevábamos a dos elfos dispuestos a acabar con duendes y trolls malvados.

Diversión sin limites para un juego con un acabado gráfico de lujo y una dificultad solo al alcance de los maestros del arcade.

Toki

Más plataformas míticas. Toki nos metía en la piel de otro héroe destinado a salvar a su novia, salvo porque en esta ocasión, una maldición lo transformaba en mono.

Variado a rabiar, Toki era un título en el que siempre había colas y ponía a prueba nuestros reflejos y nuestra memoria para acabar con todos los enemigos. ¡Atentos que hace poco hubo remake!

Tumblepop

En la línea de Bubble Bobble y Snow Bros, pero con unos personajes que nos hacían fantasear con la posibilidad de convertirnos en Cazafantasmas. Diversión y dificultad a tope de colorines.

Virtua Cop

Los juegos de disparo irrumpieron a finales de los 90 en los recreativos y Virtua Cop fue uno de los primeros en hacernos disfrutar de este tipo de experiencias. Su dificultad era relativa, pero era tan largo que cinco duros y tres vidas eran insuficientes para avanzar más de un par de niveles.

Wild West C.O.W.-boys of Moo Mesa

El último plataforma de la lista era otra adaptación, aunque esta vez de una serie de dibujos animados que no llegaron a España. Este título nos ponía a los mandos de toros, vacas y bueyes antropomórficos en un western delirante que incluía la posibilidad de elegir entre varios niveles diferentes del mapa. ¡Muuuuuuy bueno y adictivo!

X-Men

Y llego al final de la lista con X-Men, y no precisamente con el Beat´em up que tantos buenos momentos nos dio y que era una adaptación del especial de televisión que posteriormente daría pie a la magnifica serie animada de los X-Men en los 90.

En esta ocasión, toca hablar del juego de lucha de los X-Men, un título endiabladamente difícil que nos brindó la oportunidad de dirigir a Ciclope, Lobezno y compañía en un título que crearía escuela y que, junto a Marvel Superhéroes, compondría los primeros crossovers entre Marvel y Capcom.

Yo solía coger a Ciclope y Lobezno, y acabar ganando cada combate era un autentico reto mental y físico… si, físico, ya que los movimientos necesarios ponían a prueba muñecas y brazos. ¡M-Í-T-I-C-O!

Dicho esto, solo cabe preguntar ¿Cuáles eran tus favoritos? ¿Quitarías o pondrías algún otro en la lista? ¡A comentar!

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

2 respuestas

  1. Anonimo: El que más o el que menos metía mano en la cartera de su madre para jugar una partida. ¡NUESTRA DROJA jajaja!

Los comentarios están cerrados.

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar