La Espada Salvaje de Conan vuelve a los kioskos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
La Espada Salvaje de Conan
Como cada año por estas fechas, los quioscos se llenan de colecciones de lo más variopintas y aunque muchas de ellas no tienen cabida en este blog, ya sabéis que las que tiene como objeto colecciones de cómics, siempre pasan por aquí.
En esta ocasión, me gustaría hablaros de la colección de “La Espada Salvaje de Conan”, un nuevo coleccionable que recupera las mejores aventuras del personaje creado por Robert E. Howard.
Aunque el personaje sigue vivo en colecciones actuales, “La Espada Salvaje de Conan” se encontraba descatalogada desde hace años, y ahora, gracias a esta nueva edición, podemos recuperarla en un formato de lujo que aglutina el gran trabajo que realizaron Roy Thomas, John Buscena y Barry Windsor-Smith.
En tapa dura, con mapas del territorio terrestre tal y como Howard los mostraba en su Era Hiboria (un periodo posterior al hundimiento de la Atlántida), la colección incluye adaptaciones en formato comic de los relatos más famosos de Howard, y en concreto, en el primer tomo incluye historias tan interesantes como “Clavos rojos” o el “El Dios Negro”, dos grandes ejemplos del genero de espada y brujería.
Aunque la colección declara que se han restaurado las paginas originales, tengo que decir que en algunos momentos se nota la antigüedad del cómic, y aunque eso no desvirtúa la historia ni el producto, puede suponer un hándicap para quienes no conozca la obra.
Por lo demás, esta nueva edición de La Espada Salvaje de Conan supone una nueva y estupenda oportunidad de hacerse con estas grandes aventuras en blanco y negro del héroe cimmerio, y para premiar a quienes se suscriban a ella, desde Planeta DeAgostini ofrecen un montón de regalos que van desde tazas, camisetas, laminas e incluso la preciada espada Atlante, el arma que Schwarzenegger usaba en la película homónima de Conan.
Ya tenéis algunas entregas en los quioscos, y si queréis salir de dudas sobre si el producto se adecua a vuestros gustos y necesidades, podéis haceros con el primer número al genial precio de tres euros.
Colección Espada Salvaje

 Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

2 respuestas

  1. Es una lástima que sea una colección semanal, porque gastarse 8€ cada semana es algo que no podemos permitirnos todos, y menos en estos tiempos. Quincenal sería menos complicado, aunque también difícil. Quizás con una edición sin tapa dura y más barata podría ser. Yo tengo el primero y pillaré el segundo porque trae dos tomos, pero más allá de ahí imposible mantener el ritmo.

  2. Trepamuros: No he hecho numeros, pero estas colecciones siempre son caras, aunque en este caso creo que el problema es la cantidad de entregas y que el formato deberia mejorar

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

Anime The Mandaloria

¿Y si The Mandalorian fuera un anime?

Hace tres años, con Juego de Tronos en su penúltima temporada, los responsables del canal de Youtube “Malec” nos sorprendían imaginando cómo sería el opening

¡Bienvenid@s a nuestra nueva web!

Tal y como habíamos contado en redes sociales, estábamos inmersos en un importante cambio en la web. No solo era un cambio de plantilla, sino que nos mudamos de Blogger a Wordpress. No es un cambio fácil, y si ya contábamos con poco tiempo para actualizar, ahora se suman los ajustes necesarios para que esto vuelva a lucir al 100% ¡pero había que hacerlo! 

Precisamente por ello, os pedimos paciencia ante el aspecto actual. Poco a poco, terminaremos el resto de páginas del menú e iremos optimizando todos los post para que se vean perfectamente en nuestro nuevo hogar. Hasta entonces, os agradecemos la paciencia y os pedimos que nos comentéis todo aquello raro que veáis. ¡MIL GRACIAS!