Marvel 1985: ¿Nostalgia de los 80 tras ver «Super 8 ?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Si en algo coincide todo el mundo tras ver «Super 8» es que respira ese espiritu ochenter que tanto nos gusta a quienes vivimos o nacimos en esa epoca. Para todos aquellos que comparten ese sentimiento, o para los que quieren leer algo fresco, os traigo una reseña (que publique en mi antiguo blog) sobre un comic que bebe de ese sentimiento tan especial que es la nostalgia.
Los que vivimos y crecimos en los años 80, lo hicimos con una clase de películas algo especiales. Entre mis películas favoritas de aquella década estaban los Goonies, Gremlins y Exploradores. En las tres podías sentirte completamente identificado con los protagonistas, y en las tres había ciertas cosas en común: todos los protagonistas tenían una relación especial con los tebeos.

Pues bien, orientada en esa época, nos encontramos con esta serie limitada escrita por Mark Millar ( Wanted, The Ultimates, etc ¡Dios me encanta todo lo que escribe este hombre!) y dibujada por Tommy Lee Edwards( brillante ilustrador que igual te ilustra un relato de la biblia, a una escena de Star Wars o una portada de los X-Men), compuesta por 6 números y editada por Panini en 3 numeros dobles. En ella nos encontramos con nuestro mundo real en el año 1985 justo después de la conclusión de las Secret Wars, en un mundo plagado de marketing de la Marvel en la que fue sin duda una de sus mejores jugadas de mercado.

Toby Goodman es un chico de 13 años, fan aferrimo de los personajes de Marvel, no esta pasando por su mejor momento. Sus padres se han separado y su madre quiere mudarse a otro continente. El padre de Toby es un tipo jovial, que necesita madurar pero que conecta con su hijo a través de su afición por los comics de superheroes.

A parte de eso todo parece tranquilo, hasta que Toby, descubre cierta actividad en una antigua casa de su vecindario. Lleno de curiosidad decide acercarse a ver quienes son sus nuevos vecinos. Atónito, descubre que los villanos del universo Marvel están habitando en la casa y tienen planes de dominar el mundo. Por supuesto nadie creerá esta historia, hasta que sea demasiado tarde. Y es que en un mundo sin héroes, los villanos Marvel tienen todas las de ganar, y en nuestro mundo no hay sitio para la piedad.Bajo esta premisa, nos encontramos ante uno de los mejores comic publicados este año. No es la mejor historia, quizás alguno piensa que tampoco tiene el mejor dibujo, pero tiene una gran baza a su favor: conecta con los aficionados de toda la vida.

«Marvel 1985» es una chuchería, llena de guiños a los 80, y a los fans del Hombre Araña y Compañía. Pero no se trata de ninguna historia ñoña. Muy al contrario Mark Millar nos narra una historia muy cruda, en la que los villanos se dedican a campar a sus anchas sin héroes que los detengan, y sin miedo a represalias se muestran mas salvajes que nunca, asaltando, violando, asesinando y destrozando todo lo que encuentran a su paso. Veremos entre muchas cosas, a La Mole comiendo policías, al Lagarto destripando militares y a Modok asesinando en masa.

No tengo mas que decir, salvo que me encanto. Ha sido una historieta genial y fresca que me recordó a las antiguas películas que veía por las tardes mientras llovía en mis queridos años ochenta.Os lo recomiendo encarecidamente.
Aquí os dejo las portadas de los tres números de Panini.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

3 respuestas

  1. Esta noche veré super 8. Supongo que también me sumiré en la nostalgia ochentera, el tiempo de mi niñez. Haces bien de rescatar tus viejos posts

Los comentarios están cerrados.

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar