Antes del Snyder Cut: Batman V Superman para Dummies

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Ensayo Batman V Superman
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Ensayo Batman V Superman

El 18 de Marzo se estrena, por fin, tras muchos años, tras numerosas peticiones, el montaje de Zack Snyder de La Liga de la Justicia en HBO, en formato mini-serie.

Recuerdo perfectamente el anuncio que hizo el director para darnos la noticia, y en él, nos dio las gracias por tener fe en su trabajo. Con el paso del tiempo, no puedo estar más orgulloso de conservar esa fe y de haber sido de los pocos que ha defendido la labor de Snyder en el universo DC. Porque gracias a eso, vamos a poder ver su mirada sobre el grupo superheroico, al margen del esfuerzo realizado por Joss Whedon para no defraudar las expectativas (algo que, independientemente de criterios subjetivos, hay que reconocerle al creador de Buffy).

El caso es que este no va a ser un artículo más en esta web. Creo que nace con la firme voluntad de ser un ensayo personal acerca de un creador y su mirada al mundo del Caballero Oscuro y del Hombre de Acero. Una mirada que hace años estuvo sujeta a numerosas controversias, especialmente en redes sociales (ese patio de monipodio donde parece que solo cabe la coprolalia), pero también en un sector no menos importante de la crítica supuestamente especializada. ¿Qué pasó exactamente con esta película? ¿Por qué se generaron tantas reacciones de odio hacia ella? ¿Alguien vio peligrar su cuenta de resultados? ¿Una empresa tembló ante la entrada de nueva competencia en su sector? ¿Acaso el público, o buena parte de él, no comprendió esta película?

Preguntas pertinentes que encierran, todas ellas, una parte de la posible verdad del asunto. Iremos poco a poco desgranando el misterio. Porque el título de este ensayo previo al estreno del Snyder Cut, está puesto totalmente aposta. No tengo miedo a decirlo. Creo que hay una parte muy importante de incomprensión, y de esta incomprensión nace a su vez, una estulta ignorancia que degenera en el insulto fácil. Porque como se suele decir, es más cómodo situarse en una mentira y quedar bien con la mayoría, que situarse junto a una verdad minoritaria.

¿Boicot a Batman V Superman?

Hace años se extendió como la pólvora el hecho de que había que despreciar, vomitar, odiar, esta película. ¿Posiblemente tuvo algo que ver que coincidiera en el cine con el estreno de la “penosa Civil War de Marvel”? ¿Es que esta nueva entrega de los queridos héroes era tan irregular que no se podía admitir que hubiese una cinta mejor? ¿No se podía admitir que Marvel también comete fallos estrepitosos?

El caso es que se generaron dos bandos: Fans de DC contra los Fans de Marvel. Ya hemos escrito aquí en otras ocasiones acerca de la viralidad del fenómeno fandom, de cómo las reacciones viscerales ausentes de razón están generando problemas creativos a los estudios, temerosos de las hordas que claman en el patio de monipodio de las redes. Una situación muy complicada para la creación artística. Especialmente, si se cede ante el miedo. Porque quizás sea esta la respuesta, queridos amigos: El miedo a lo que no comprendemos.

Posiblemente, Batman v Superman llegó en un momento inadecuado, posiblemente de estrenarse hoy, con el universo Marvel finalizado, las reacciones fuesen distintas. Es algo que no podremos saber nunca. Pero siempre es sano hacerse preguntas sobre las cosas, e intentar encontrar las respuestas de forma calmada. Eso es lo que me gustaría conseguir con este “ensayito”.

Las guerras no le hacen a uno grandioso, que diría el maestro Yoda. Creo que en aquél 2016 debimos tomar ejemplo de esa enseñanza (me incluyo también), y no haber caído en determinadas cosas que no llevan a ninguna parte. El fanatismo no genera nunca nada bueno, simplemente pudre todo. Se puede hablar de todo, faltaría más. Hablar por hablar, tampoco. Creo que ese es el punto de confusión. Es que todas las opiniones son igualmente válidas. Lo que se defiende, o se debe defender es el derecho de todos a opinar distinto. Y se debería rogar, ante todo, dos cosas para esa opinión: respeto, y argumentación racional. Decía Javier Ocaña, crítico de El País, que el oficio de la crítica es una mezcla de lo que nos dicen las tripas y de lo que nos dice nuestra cabeza. Eso es lo bonito, y lo difícil también, porque hay que atemperar lo que sale de nuestras tripas para poder lograr el sano entendimiento que en definitiva todos buscamos.

El Luthor de Batman V Superman

Batman V Superman ¿Un thriller político?

Decía más arriba que quizás no se comprendió esta película. Con el paso del tiempo la he visto más veces, en cada una de esos visionados la sigo disfrutando enormemente, y me ha permitido llegar a una conclusión: Creo que Batman v Superman, se etiqueta como película de superhéroes, pero no lo es. Y ahora visualizo a unos cuantos llevándose las manos a la cabeza y a otros pidiendo que me quemen en la hoguera. Como se trata de argumentar, pues lo hago.

Esta cinta para mí es un thriller político. Y si analizamos la película con tranquilidad, seguramente os daréis cuenta de que esta lectura no está tan alejada de la realidad.

¿Recuerda alguien la primera aparición de Lex Luthor en el film? Es una conversación con gente del gobierno hablando sobre la posible existencia de metahumanos, es decir, personajes con habilidades superiores. Luthor hace una referencia a la Alemania de la Guerra Fría, en concreto a ese Berlín dividido y cuenta la historia de su padre que daba un sencillo aviso sobre los falsos mesías, sobre los salva patrias que podrían degenerar nuestro tejido social.

Resumiendo: “Para que tuviésemos cuidado de no tener que ir a tirar margaritas a los tiranos”.

Superman es ese metahumano visto por Luthor como un tirano al que podríamos tener que ir a arrojar margaritas. Otro momento estelar de Luthor con una senadora: “¿Sabe cuál es la mayor mentira de este país? Que el poder puede ser inocente”. En las redes esto sería un megazasca. Podemos observar que hay un hilo continuo que versa sobre el poder, la lucha por el mismo. ¿Podría ser Luthor un populista? Personalmente creo que no tanto como el Bane de Nolan, pero se le aproxima. El otro elemento a destacar en esa esencia argumental es la mentira. “Todo es una bella mentira” nos dice Bruce Wayne al comienzo de la película. Esa sensación de protección, la inocencia. Nada de esto existe. Ya tenemos dos ingredientes imprescindibles en la política, que son de hecho los que la conforman: el poder, y la mentira.

La mentira es el perejil de este guiso y lo vemos especialmente en la primera conversación que tienen Bruce y Clark en el evento social, no tan casual, que organiza el bueno de Luthor. Una conversación en la que se habla de los medios de comunicación, de lo que se cuenta sobre el caballero oscuro de Gotham, de su crueldad incipiente. Bruce recrimina a Clark su hipocresía respecto del Planet, que no duda en publicar en todo momento loas a Superman, alguien infinitamente más peligroso que Batman, poniendo el broche de oro con lo siguiente: “En Gotham no nos gustan los payasos disfrazados”.

Más de uno pensará en que se refiere al Joker, pero nada de eso. Batman nos está dando una lección básica de antipopulismo y de antihipocresía, que es la herramienta de todo político demagogo que usa los medios de comunicación a su antojo para emitir su propaganda chafardera. La mentira es el eje de ese enfrentamiento entre los protagonistas. La mentira como arma de manipulación de las masas.

La escena de las Martas en Batman V Superman

La escena más incomprendida de la historia

Pasamos ahora a otro aspecto importante. Esa escena de la que todos se burlaron, sin comprenderla. Pero que es clave para el personaje de Batman. Está a punto de asestar el golpe de gracia al hombre de acero, cuando este le pide que salve a Marta. Enseguida, en la mente de Bruce aparece la lápida de su madre. Pregunta nervioso que de dónde saca ese nombre. El trauma que le ha marcado, que le ha transformado en quien es, le impedirá cometer un grave error. Porque la madre de Clark, también se llama Marta. Bruce comprende aquí que Superman y él tienen algo en común, y por otro lado, Batman recupera en ese instante su fe en la humanidad, una esperanza que perdió con la muerte de Jason Todd y con los veinte años que lleva siendo el protector de Gotham. Años en los que ha visto que nada ha cambiado. Pero esa humanidad encontrada en quien menos esperaba, es lo que inicia El amanecer de la Justicia.

En este momento, Bruce ya no es un niño inocente, ahora tiene a Batman, y le promete a Clark que “Marta no morirá esta noche”. Batman/Bruce luchan no solo por la madre de otro, sino también por salvar a la suya.

¿Hay algo que no se entienda de esto? Las burlas sembraron las redes, asegurando que era una escena ridícula. ¿Más ridícula que la escena feminista de Vengadores Endgame? Invito a todos a que contraargumenten lo que estoy expresando aquí, de forma sana y con argumentos. He puesto el ejemplo de ese pequeño momento de Marvel porque creo que es de los más destacados donde reina el sin sentido, sobre todo al ver a la todopoderosa Capitana Marvel siendo usada de sonajero por Thanos. O cómo es posible que unos personajes que están repartidos por diferentes puntos del escenario, de pronto, aparezcan todos juntos en cuestión de milésimas de segundo. Que sí, que mucho poder femenino y todas juntas nos protegemos y apoyamos. pero desde luego, la complejidad, la sutileza de Snyder a la hora de reflejar un conflicto psicológico y moral, no tienen nada que ver con lo otro. ( Que conste que me encanta Marvel y disfruto como un enano con sus películas, pero me gusta más la objetividad y reconocer los errores de cada uno)

Igual que reconozco que Snyder podría haber presentado mejor a Aquaman, a Cyborg y a Flash. Que podría haber realizado películas independientes de cada uno antes del gran evento, como ha hecho Marvel, pero también debemos pensar que eso habría sido repetir lo mismo de los demás ¿no os parece?

Cada uno que saque sus propias conclusiones, porque nada de lo expresado aquí tiene que tomarse como verdad única. Ni mucho menos. Solo estoy ejerciendo un sano ejercicio crítico de lectura de un film. Buscando respuestas en las imágenes, en el fondo y en la forma, que son lo que compone cualquier narrativa audiovisual. Más allá de debates sobre la adaptación del cómic a la pantalla, lo importante aquí es recordar una obra que quería inaugurar una mirada diferente acerca de un universo que se sigue ampliando cada día en las viñetas, donde caben todas las interpretaciones. De hecho, recientemente, Patty Jenkins ha dicho que no le gustaba nada la Wonder Woman de Snyder, que no tiene nada que ver con lo que ella ha hecho.

Gal Gadot en Batman V Superman

Conviene recordarle a la gran directora (que lo es) que evidentemente en las páginas de los cómics, no es igual la Wonder Woman de George Pérez que la de Brian Azzarello, por poner dos ejemplos. Igual que no es el mismo Batman el de Frank Miller que el del largo Halloween de Jeph Loeb. Tampoco tiene nada que ver este magnífico Batman de Ben Affleck con el que nos reflejaran Michael Keaton y Tim Burton hace treinta años. Pero ambas miradas son igualmente válidas y respetables; lo demás, es puramente subjetivo.

Hay algo que sí que me gustaría, y espero poder conseguir con esto. Que os acerquéis de nuevo a esta película. Pero hacedlo con la mente abierta, dejando aparte todo lo que hayáis leído o escuchado, olvidando incluso la primera vez que la hayáis visto. Acercaos a ella de una forma nueva, como si la fueseis a ver por primera vez, con la esperanza de que podáis realizar una lectura nueva de ella. A mí me sucedió con Thor Ragnarok.

En su día, confieso que no me gustó nada, es más, me repateó las tripas porque me gustó la primera parte dirigida con ese toque shakespeariano de Kenneth Brannagh. Cuando salió en formato doméstico la compré, la volví a ver en casa, y me sorprendí a mí mismo disfrutándola, riéndome y pasándolo muy bien, mejor que la primera vez, y descubriendo también el talento de Taika Waititi con la comedia.

En definitiva, tenemos la suerte de poder disfrutar de la mirada de Snyder sobre este universo. disfrutémosla y no nos dejemos llevar por lo que digan los payasos disfrazados.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 1 =

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar