Crítica de ‘Cars 3’: Un film más serio en la saga de Rayo McQueen

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Crítica de 'Cars 3'

Lo primero es admitir una cuestión: nunca he sido un gran fan de Cars. No he visto ninguna de las entregas anteriores, tampoco he visto ese spin off llamado Aviones. Han sido películas que siempre me han parecido muy dirigidas a los niños y no tanto productos que puedan ser disfrutados por el público adulto también. En otras ocasiones he hablado sobre el cine de animación dirigido para todos los públicos de verdad, es decir, cintas tipo Gru, Minions, la última de Pitufos, y otras tantas que tiene la factoría Pixar en su haber. Películas que tienen una historia fuerte detrás y que no solo se limitan a divertir a los más pequeños de casa.

Desconozco si las dos entregas anteriores de Cars van en esa línea exclusiva para público muy infantil. Esta tercera entrega me ha gustado porque es perfectamente disfrutable para ambos segmentos, ya que contiene un guión con algo de chicha, pero aun así tiene un pequeño defecto bajo mi punto de vista: se nota demasiado que es un producto de marketing para vender merchandising. Vamos, que se van a vender juguetes, camisetas etc. en cantidades casi industriales.

Los amigos de Rayo MCQueen en Cars 3
Los amigos de Rayo MCQueen también vuelven en este film

¿Dónde nos sitúa Cars 3? Pues nos cuenta que el protagonista, Rayo McQueen (Owen Wilson) es un coche de otra época, que ya está desfasado por los nuevos modelos que empiezan a llegar a los circuitos, entre ellos, el engreído Jackson Storm (Armie Hammer), un último ejemplar más aerodinámico y capaz de alcanzar velocidades que llegan casi a los 400 kilómetros. McQueen siente una gran impotencia en una carrera y acaba teniendo un accidente grave.

Todo parece pronosticar que el héroe ya no puede volver a correr, no porque esté incapacitado, sino porque su tiempo ha acabado. Es en este momento decisivo de su carrera, cuando encuentra una nueva oportunidad en otro coche, la entrenadora Cruz Ramírez, quien le someterá a un entrenamiento digno del mismísimo Rocky Balboa, con las últimas tecnologías y en ese proceso, Rayo descubrirá algo sobre él y su entrenadora que cambiará el destino de ambos.

Rayo McQueen y Jackson Storm Cars 3
Rayo McQueen y Jackson Storm

Disney tiene, sin duda, con Cars una buena franquicia a nivel económico, pero cuestión aparte es lo que podamos pensar a nivel creativo. Próximamente, se estrenarán Los Increibles 2, Toy Story 4 y esto nos hace pensar ¿Se está quedando Pixar sin imaginación? Esperemos que no y nos sigan regalando historias tan bellas como UP o Inside Out.

Como ya digo, respecto de esta nueva entrega de Cars, el relato tiene más potencia en cuanto a contenido e historia pero tiene un hándicap y es una falta de ritmo que en ocasiones puede lastrar la narración.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

Anime The Mandaloria

¿Y si The Mandalorian fuera un anime?

Hace tres años, con Juego de Tronos en su penúltima temporada, los responsables del canal de Youtube “Malec” nos sorprendían imaginando cómo sería el opening

¡Bienvenid@s a nuestra nueva web!

Tal y como habíamos contado en redes sociales, estábamos inmersos en un importante cambio en la web. No solo era un cambio de plantilla, sino que nos mudamos de Blogger a Wordpress. No es un cambio fácil, y si ya contábamos con poco tiempo para actualizar, ahora se suman los ajustes necesarios para que esto vuelva a lucir al 100% ¡pero había que hacerlo! 

Precisamente por ello, os pedimos paciencia ante el aspecto actual. Poco a poco, terminaremos el resto de páginas del menú e iremos optimizando todos los post para que se vean perfectamente en nuestro nuevo hogar. Hasta entonces, os agradecemos la paciencia y os pedimos que nos comentéis todo aquello raro que veáis. ¡MIL GRACIAS!