Series animadas que marcaron mi infancia (Vol. 2)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Llevo tiempo queriendo regresar a este tipo de post, y aunque desde la anterior entrega, han pasado ya unos meses, tenía en cola esta lista de series que me mantuvieron pegado a la pantalla durante mi tierna infancia.
En esta ocasión los títulos abarcan desde el año 1977 a 1984, por lo que gente como yo, que nacimos en el año 1982 solamente las pudimos disfrutar gracias a las reposiciones.
Estoy seguro que habrá alguna que no conozcáis, y otras que harán que se os caiga un pequeña lagrimilla, pero os aseguro que marcaron una época.
Para el siguiente volumen espero hacerme tanto de rogar, así que si echáis en falta títulos os pido paciencia, porque todo llegara.
Jackie y Nuca – El bosque de Tallac (1977)
Una bonita fabula infantil que durante 26 episodios nos hizo desear tener como mascota a un oso grizzli.
La serie giraba en torno a dos oseznos huérfanos que son criados por un niño indio y una chica hija de un ganadero, adaptando un relato de Ernest Thompson Seton en el que se exponían valores ecológicos que son vigentes aun hoy día.
Podéis llamarme moñas porque la serie tenía una carga sentimental importante, pero quizás este tipo de cosas servían para contrarrestar una infancia en la que Rambo y Sabrina se erigían como iconos.
Para recordar: las conversaciones entre los osos no tenían precio y además mostraba a una niña ataviada con una vestimenta (iba de vaquera) poco habitual para las chicas de la época.

Conan el Niño del futuro (1978)

Cuatro años después de que Hayao Miyazaki colaborara en los diseños de series como Heidi, Marco o Ana de las Tejas Verdes emprendió su primera serie televisiva para Nippon Animation (aun no se había fundado el Studio Ghibli). Basada de forma bastante libre en la novela La marea increíble de Alexander Key, nos mostraba a un niño y su hermana como algunos de los pocos supervivientes a la Tercera Guerra Mundial.
En dicho mundo la energía escasea, y aunque Conan no la necesita para nada, se verá inmerso en una aventura para impedir que los malvados «hombres de la industria» se apoderen de un invento relacionado con la «energía solar» que fue creado por su abuelo.
La serie, de 26 episodios, contenía elementos que se volverían sellos imprescindibles del Studio Ghibli, y aunque hay mucha gente que no la recuerda, os puedo asegurar que son los cimientos con los que más tarde se construirían filmes como Nausica y los siguientes proyectos de este genial estudio de animación japonés.
Para recordar: la animación era de una calidad soberbia para la época, y la inclusión de elementos mecánicos de estilo steampunk sorprendió a jóvenes y adultos de la época.

Ruy el Pequeño Cid (1980)

En nuestro país hay dos personajes que sobresalen en el género de la caballería. Uno es sin duda alguna «El Quijote» (de origen fantástico) y el otro por supuesto es «El Cid» (personaje histórico con matices).
Si el primero tenía su propia serie de animación, el segundo no podía quedarse sin ella, y en una de esas extrañas colaboraciones que se daban por la época, Televisión Española acordó con BRB Internacional y Nippon Animation el desarrollo de una serie que mostrara, de forma imaginaria, la juventud de este personaje tan importante de «La Reconquista»
Llegue a tener comics de las aventuras de este niño que soñaba con hacerse caballero, y aunque es de las series de las que menos detalles recuerdo (creo que esta lista cuenta con pocas reposiciones a excepción de los dos títulos siguientes), tengo grabado a hierro los diseños (simplones) de los personajes y los animales, recordando especialmente como las «cachiporras» eran una de las armas más habituales del pueblo llano en la serie.
Para recordar: Ruy (el futuro Cid) tenía pinta de niña, pero aun así resultaba una serie súper entretenida con un contexto histórico que se mezclaba con la fantasía.

Sherlock Holmes (1984)

Seguramente habréis leído algún comentario del amigo «Sr.8», y habréis observado su particular «risa escrita» en forma de «ja,je,ji,jo,ju», pues para los que no supieran a que venía eso, comentaros que es la forma en que se reía la versión animada del Profesor Moriarty en esta serie animada que a manos del estudio de animación «Tokyo Movie Shinsha» conto con Hayao Miyazaki para la elaboración de guiones, diseños de personajes e incluso la dirección de algunos capítulos.
La serie, que seguro que todos recordáis, mostraba a los personajes de la obra de Sir Arthur Conan Doyle como si fueran animales (igual que pasara con adaptaciones de novelas que vieron la luz con los dibujos animados de Willy Fog o Los Tres Mosqueperros) y los hacía participar en las aventuras de Sherlock para detener los planos del malvado profesor.
Por problemas de derechos con los descendientes de Conan Doyle fue cancelada y pesar de que ha sido repuesta en multitud de ocasiones, hay que decir que se nota la diferencia entre los distintos equipos creativos que fueron haciéndose cargo tras las diferentes fases del juicio al que fue sometido el estudio.
Para recordar: el opening es un clásico, y junto a los entrañables diseños de los personajes se encontraban esos elementos «Ghibli» en forma de maquinas de vapor del genero Steampunk.

Transformers (1984)

En los 80 las marcas jugueteras ya tenían claro que los juguetes que contaban con series animadas vendían más, y si por entonces los niños estábamos encantados con los coches y los robots, estaba claro que una serie que los mezclara seria todo un éxito (acompañada de unas grandes ventas).
Aunque ha habido muchísimas actualizaciones de estos personajes, para mí la serie original es la mejor, y si bien es cierto que el doblaje sudamericano (me encantaba) nos hace verla ahora con cierta extrañeza, hay que admitir que tenían un encanto especial que después no han conseguido imitar en ninguna de las versiones.
En aquella época nacieron Optimus, Bubblebee, Megatron y muchos otros robots transformables que han sobrevivido hasta nuestros días, y lo hicieron con un estilo limpio, sencillo y libre de la multitud de florituras que se utilizan hoy día para cualquier serie de pacotilla.
Para recordar: sus tramas eran sencillas (la búsqueda de “bloques de energón”), pero en aquella época no hacía falta más para que unos robots que se transformaba en multitud de cosas nos mantuvieran hipnotizados frente a la pantalla.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

12 respuestas

  1. Wow, menudo ataque de nostalgia me acaba de dar… Recuerdo perfectamente ver "Conan, el niño del futuro" ("O pequeno Conan" en la emisión autonómica gallega) y "Sherlock Holmes" y flipar en colores mucho antes de conocer términos como "manga" o "anime".

    Pero sobre todo recuerdo "Transformers", una de las series que me marcaron para siempre, motivo por el que aún hoy en día tiendo a ser irracionalmente compasivo con las películas dirigidas por Michael Bay. Hay tres personajes que se ganaron mi amor incondicional durante mi infancia, y son Superman, Atreyu (de la Historia Interminable) y Optimus Prime…

  2. Algunas me pillaron muy crío para recordarlas, pero por encima de todas… increible serie Sherlock Holmes, con ese fabuloso y pegadizo opening! Hasta ser adulto no supe que Ghibli estaba detrás de esta producción, claro. Lo que demuestra la solera de este estudio de animación. ¡Aaah, ya no se hacen dibujos como antes…! (modo "abuelo cebolleta" off) 😀

  3. Jo que recuerdos¡¡¡ Yo soy un poco má viejo, pero que grandes recuerdos tengo de estas series¡¡¡

  4. Siendo sincero, no me suena ninguno… xD! soy del 88 y no me suena ver visto ninguno de ellos, yo recuerdo, Heidi, Marcos, Los Caballeros Del Zodiaco, Dragones y Mazmorras!! jajajaja

  5. Pues DrAro estas series están pululando por la red y algunas son autenticas joyas que por ellas no pasa el tiempo. De estas series, que has nombrado mi "cachorrillo" Kin, Sherlock Holmes es la mejor sin duda, es una pena que no le dieran un final, pero hay episodios desternillantes, pero el mejor para mi, es el de cuando Moriaty y sus "cachorrillos" que es como los llama en ocasiones a sus secuaces raptan a la preciosa Señora Hudson, una joya de episodio. Tallac se me queda un poco ñoña, Conan se me hizo muy larga, Rui no me convenció en exceso y Transformers me gusto bastante, pero todas ellas nos marcaron más o menos en aquellas épocas tan lejanas, buen articulo. me ha gustado mucho, me voy a ver en estos días otra vez a Holmes convertido en zorro y por Miyazaki, que se dice pronto… así, ja, je, ji, jo, ju

  6. Bueno la única que creo que si me suena, pero sinceramente cuando era chico no la veía porque no me gustaba era la de Sherlock Homes… Pero no se decírtelo del todo correcto, ya que no me acuerdo.

  7. @Jero Piñeiro: ahora todo el mundo usa anima, manga y mechas cuando habla de animacion japonesa, pero algunos la vivimos sin saber como se llamaba aquello.

    Me alegra haber levantado tu nostalgia…por cierto… que grande Atreyu…

  8. @Jolan: a mi hubo muchas que me cogieron en reposiciones, y como era mucho de "video comunitario" me pasaba todo el rato enganchado.

    En cuanto a lo de Sherlock y Miyazaki…es una curiosidad que le da aun mas valor a la serie… un abrazo y no te preocupes por sacar al abuelo cebolleta que todos llevamos dentro.

  9. @DrAo: no pasa nada crack… en la anterior entrega le dedicamos unas palabras a Dragones y Mazmorras..

  10. @Sr.8: Correo a ensayar tu risa individuo… jajaj…

    Ya sabia que dirias que JAckie y Nuca es muy ñoña pero aun asi, esta en la cabeza de la gente…

    Ciertamente estas series tenian algo diferente a lo que se ve hoy dia, o quizas es simplemente que nos cogio en la fecha que nos cogio…

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

Anime The Mandaloria

¿Y si The Mandalorian fuera un anime?

Hace tres años, con Juego de Tronos en su penúltima temporada, los responsables del canal de Youtube “Malec” nos sorprendían imaginando cómo sería el opening

¡Bienvenid@s a nuestra nueva web!

Tal y como habíamos contado en redes sociales, estábamos inmersos en un importante cambio en la web. No solo era un cambio de plantilla, sino que nos mudamos de Blogger a Wordpress. No es un cambio fácil, y si ya contábamos con poco tiempo para actualizar, ahora se suman los ajustes necesarios para que esto vuelva a lucir al 100% ¡pero había que hacerlo! 

Precisamente por ello, os pedimos paciencia ante el aspecto actual. Poco a poco, terminaremos el resto de páginas del menú e iremos optimizando todos los post para que se vean perfectamente en nuestro nuevo hogar. Hasta entonces, os agradecemos la paciencia y os pedimos que nos comentéis todo aquello raro que veáis. ¡MIL GRACIAS!