¿Se está planteando Sony eliminar las consolas?

¿Se está planteando Sony eliminar las consolas?
¿Se está planteando Sony eliminar las consolas?

El futuro de los videojuegos genera tanta incertidumbre como curiosidad. Los recientes movimientos que están llevando a cabo gigantes del sector, no están dejando indiferente a nadie. Uno de los últimos, el que ha protagonizado hace unas semanas Sony. Un cambio de rumbo que parece que dará que hablar.

La compañía ha reestructurado por completo sus paquetes de suscripciones. Hasta ahora, disponía de un solo plan y su servicio de videojuegos en streaming, más conocido como PlayStation Now, estaba disponible para contratar por separado. Sin embargo, estas opciones han desaparecido del mapa. Se ha pasado de uno a tres planes y la PS Now se ha integrado dentro del paquete más completo ‘PlayStation Premium Plus’, con el que se da acceso a más de 700 juegos -entre los que se encuentran algunos de  PS1, PS2, PS3, PS4 y PS5-.

En los últimos años, la tecnología del streaming se ha fomentado como nunca, beneficiada más aún si cabe con la pandemia -cuando no quedó más remedio que quedarse en casa-.

Cada vez son más las personas conectadas a internet y, sobre todo, aquellas que lo hacen a través de un smartphone, 5.220 millones de personas a nivel mundial en este último caso -lo que significa un 66% del total de la población-. Y algo más de 2.650 millones de personas consumen videojuegos a través de los dispositivos móviles, es decir, prácticamente la mitad, según los datos concluidos por Roams a partir de diversas fuentes.

Jugando a juegos de Sony Playstation desde el móvil

Sin duda, el smartphone se ha convertido en una de las plataformas más populares a la hora de jugar por su sencillez y comodidad. Y, en la misma línea, tablets y smart TV también, ya que tan solo se necesita un mando y la descarga de la app de videojuegos que más interese.

Jugar donde y como quieras sin la obligación de portar una consola y, por ende, el peso que conlleva -dependerá del modelo, que puede ir desde los 300 gramos hasta los 3 kg-. Aunque eso sí, sustituir la potencia técnica de un aparato de estas características es una tarea, por ahora, un tanto complicada. “Sobre todo, a nivel tecnológico y de conectividad, es algo que queda por hacer pero está claro que es hacia donde avanza el futuro”, aseguran desde Roams, plataforma web que se acaba de lanzar recientemente en el asesoramiento sobre videojuegos.

Quizá sea simplemente una novedad más o quizá no. Y estemos ante el fin de una época dorada en la que han proliferado las videoconsolas. Algo que cobra más importancia aún si tenemos en cuenta que el coste de fabricación de una consola para Sony es supuestamente mayor que el coste de venta al público. Ese puede ser uno de los motivos por los que, para hacer frente al actual incremento de los precios de los componentes, transporte y demás costes de producción de su consola, la compañía ha decidido subir el precio de 499,99€ en su versión estándar y 399,99€ en su Digital Edition a 549,99 y 449,99€ respectivamente.

El futuro no está tanto en la producción de consolas, sino en el mantenimiento de unos servidores a la altura con una calidad técnica inmejorable, por ejemplo, a través de un sistema de suscripción en este tipo de plataformas de streaming como es el caso de PS Now”, señalan.

Playstation now

Y es que la producción tecnológica en general también se ha visto afectada. Algo que viene de largo con la crisis mundial de microchips y semiconductores desatada al inicio de la pandemia cuando se cerraron las principales plantas de fabricación de este tipo de productos. Lo que, sin duda, provocó grandes consecuencias económicas y materiales. Falta de stock y precios desorbitados. Tarjetas gráficas de gama media que han variado últimamente su precio, afectado también por otras cuestiones como la cotización de las criptomonedas.

La cotización en máximos se traduce en un mayor interés por parte de las personas en invertir en el minado de criptomonedas con la compra de tarjetas gráficas, creando así escasez en este sector. Ahora que el BTC está tan bajo, resulta más complicado rentabilizar la inversión y, por consecuencia, hay menor demanda. De ahí que el precio de tarjetas gráficas -como la RTX 3060- ronde ahora mismo los 450€; mientras que en sus momentos más álgidos, haya alcanzado cifras superiores a los 1.000€.

Más allá de determinadas circunstancias, lo que está claro es que la industria del gaming no para de crecer: ya son casi 3.000 millones de videojugadores en todo el mundo. Y su futuro sigue una tendencia clara pero, por ahora, está abierto a hipótesis. Una de las claves pasa por el abaratamiento de costes tanto para las propias compañías como para sus clientes. Y una de las opciones podría ser el desarrollo de un servicio que prescinda de un aparato como la consola. Aunque todo está por ver.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 4 =

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar