4 Películas basadas en atracciones de parques temáticos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Atracción piratas del caribe
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Atracción piratas del caribe

Los parques temáticos se han convertido en destinos turísticos de masas. Pero, como todo en esta vida, es necesario que implementen mejoras de manera constante para intentar que los adeptos repitan sus visitas. Una de las fórmulas más repetidas a la hora de crear nuevas atracciones pasa por tematizarlas con franquicias cinematográficas populares. Es una receta que ha funcionado muy bien como hemos podido ver en Star Wars: Galaxy Edge en Disneyland o con la expansión de Harry Potter en los parques Universal.

Pero hoy queremos poner la lupa en el camino inverso: películas que han sido estrenadas basándose en una atracción ya existente. Si sois poco versados en el sector de los parques temáticos quizás no sois conscientes de la existencia de esta situación, pero en el mundo Disney hay muchos casos.

El primero es uno de los más populares: Piratas del Caribe. Efectivamente, las aventuras de Jack Sparrow y compañía encuentran su origen en el año 1967. El mundo de la piratería se ha anclado enormemente en el imaginario colectivo. A las películas y libros se les suma una iconografía específica -y recurrente-, como es el caso de los mapas del tesoro, los barcos fantasma o el típico loro al hombro del capitán.

Walt Disney era un enamorado de este imaginario colectivo y quiso trasladarlo a sus parques de atracciones. Dicho movimiento resultó todo un éxito, y provocó que esa área temática se construyese también en los recintos Disney contemporáneos. Uno de los más actuales es el de Shanghái, abierto en el año 2016, donde -curiosamente- ya se pueden contemplar a muchos de los personajes de las películas. En este caso, se realiza el camino inverso, ya que la mayoría de atracciones clásicas muestran escenas que nada tienen que ver con la saga cinematográfica. Los personajes de los filmes se mimetizan completamente con el argumento. Solo el parque de China rompe este paradigma, ya que su presencia en otros parques es anecdótica y añadida a posteriori.

La segunda adaptación se encuentra actualmente en las carteleras de todo el mundo: Jungle Cruise. El largometraje, protagonizado por Emily Blunt y Dwayne Johnson -conocido popularmente como «la Roca»-, encuentra su origen argumental en otra atracción homónima de los parques Disney. Es una de las más antiguas de la compañía de Mickey Mouse, ya que acompañó la apertura del parque original Disneyland en 1955.

Esta aventura nos ofrecía la oportunidad de adentrarnos en un río tropical y divisar una gran cantidad de animales exóticos animatronics. La visita estaba amenizada por los comentarios de los guías, que son el rol que ejercen los actores en la adaptación. Hasta el momento las críticas son bastante positivas, y en la plataforma Disney+ se puede encontrar la explicación de cómo se creó la obra original a mediados de los años 50. Se trata del documental «Cómo se crea una atracción«.

Finalmente, hay que mencionar dos obras que fueron vapuleadas por la crítica especializada. La primera es The Haunted Mansion, estrenada en 2003 y con la presencia destacada de Eddie Murphy. Este film está basado en la atracción homónima que se encuentra presente en la mayoría de parques Disney del mundo. Un clásico (1969) similar a la atracción Piratas del Caribe, destacando sobre todo la versión que se encuentra en París. Hay muchas referencias a esta atracción dentro de la película, como es el caso de los bustos que cantan, uno de los elementos más icónicos de la Mansión Encantada original. El argumento, como su propio nombre indica, guarda relación con el mundo sobrenatural y con los fantasmas. Los protagonistas entran en contacto con los espíritus del más allá e intentan resolver las conexiones existentes con el pasado. La web especializada Metacritic le otorga una puntuación de 34 puntos sobre 100, una cifra muy baja teniendo en cuenta lo que se esperaba de la obra.

La última adaptación de Disney con relación a sus parques temáticos es Tomorrowland, obra estrenada en 2015 que contaba con la presencia de George Clooney como uno de sus reclamos principales. Esta película, a diferencia de las otras que hemos citado anteriormente, no se basa en una atracción sino en una zona concreta: El área futurista construida en los parques temáticos.

Esta zona que suele recibir el mismo nombre que la película -a diferencia de Disneyland Paris, donde fue bautizada como Discoveryland-. Las atracciones que se encuentran en estas demarcaciones guardan relación con el positivismo hacia el futuro y las innovaciones científicas. La película quería también envolverse de este espíritu mostrando una tierra distópica marcada por los avances tecnológicos. El resultado final estaba lejos de las aspiraciones iniciales y la prensa especializada fue especialmente dura con la obra dirigida por Brad Bird. Uno de los fracasos más sonados de la última década cinematográfica.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + uno =

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar