Crítica de Maligno, la nueva obra maestra de James Wan

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Crítica de Maligno, de James Wan
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Crítica de Maligno, de James Wan

Sí, otra vez con el término obra maestra, y que parece que hoy en día se utiliza vulgarmente. Personalmente, me gusta usarlo para destacar obras importantes que surjan en el interior de algún género concreto, no para crear una categoría general, porque al final este es un concepto personal e intransferible de cada uno. Y ahora toca hablar de una pieza importante, una película que Warner no ha querido promocionar mucho, no sabemos por qué motivos y tampoco interesa. Lo importante es que Maligno, ahora, está en las salas de exhibición, y hay que darla a conocer.

James Wan junto con Akela Cooper, produce, escribe y dirige una de esas pocas piezas de artesanía que van quedando en el séptimo arte. Una película con sello autoral, que es un capricho que se ha dado entre tanto blockbuster como ha hecho recientemente, y regresa a sus orígenes, a esa mezcla de terror y thriller que le dio la fama hace unos años con Saw, y que ahora vuelve a dar un resultado realmente espectacular. Hace poco, un conocido crítico mencionaba que no sabía muy bien lo que había visto en esta película, que necesitaba tiempo para digerirla, y que tenía claro que iba a pasar muy desapercibida ahora, pero que en el futuro posiblemente se convirtiese en pieza de culto.

Sobre todo, estoy de acuerdo en la última parte. Personalmente, para mí, esta película es de culto según la estaba viendo, pero es de culto de lo buena que es, no porque suponga una rareza. Y es así porque Maligno es un ejercicio continuo de buena narración cinematográfica, sin dejar un minuto para el respiro, siendo consciente de que se trata de un divertimento personal de Wan, y con ello, pues ha resultado ser original, convirtiéndose en una de las películas más originales que veremos este año.

Fotograma película Maligno de James Wan

Hay que decir que, además, la poca publicidad dedicada por Warner, está algo equivocada, y me explico. Maligno no es una película de terror puro, aunque evidentemente en su génesis hay sin duda una atmósfera y un contexto que llevan a pensar esto, pero en esencia, se trata de un thriller mezclado con un toquecito leve de ciencia ficción. ¿Acaso esto es tan importante? Podréis pensar. Lo es en el momento en que, con demasiada facilidad, se etiquetan las cosas para simplificar su contenido, porque con eso transmitimos una idea equivocada. Maligno tiene terror sin duda, tiene momentos gore deliciosos sin duda, pero también tiene un relato al más puro estilo David Fincher, y tiene también una secuencia de acción digna del mismo Terminator en una comisaría.

Maligno es un espectáculo de la narración, de cómo se concitan en su seno diferentes estilos y géneros y sale una película sensacional y bien contada. Sin duda, esto es lo que hay que recuperar en la industria, la valentía, el riesgo de probar caminos nuevos que pueden conducir a cintas grandiosas. Maligno no será para todos los paladares, pero a los que disfruten del buen cine, les encantará.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar