Crítica de Elefante Blanco: Análisis controvertido y Social

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
ELEFANTE BLANCO” es una coproducción argentina-española que nos cuenta la historia de amistad entre dos curas católicos, Julián (Ricardo Darín) y Nicolás (Jérémie Renier). A raíz de un suceso trágico que sufre Nicolás, su gran amigo, Julián, le ofrece participar en el proyecto de un poblado marginal de los alrededores de Buenos Aires. Ambos han decidido dedicar su vida a ayudar a los más desfavorecidos. Allí, se encuentra, también, Luciana (Martina Gusmán) una asistente social atea dedicada a la misma causa. Su labor los enfrentará tanto a la jerarquía eclesiástica, como a los poderes gubernamentales, al narcotráfico y a la fuerza policial, arriesgando sus vidas por defender su compromiso y lealtad hacia los vecinos del barrio.
El director argentino, Pablo Trapero (Leonera, Carancho) nos sumerge a las profundidades con la trama de “Elefante Blanco”, allanando nuestras mentes, tocando diferentes temas: la religión, la política, la amistad, las condiciones en las que viven las personas con pocos recursos, la lucha entre bandas (narcotraficantes) y el poco valor que se lo da a una vida cuando hay conflictos de intereses, ya sean sociales, políticos o religiosos.
Martina Gusmán y Ricardo Darín
Pablo Trapero vuelve a reunir y a trabajar con dos de los protagonistas de su película “Carancho”, el gran Ricardo Darín (El Hijo de la novia, El secreto de sus ojos) y la notable Martina Gusmán (Nacido y criado, Leonera). Ricardo Darín nos regala como siempre, una brillante actuación, como uno de los llamados “cura villeros”, el cura que representa, bajo mi punto de vista, la conservación, el que se ciñe a las normas preestablecidas por la institución de la Iglesia y que resulta ser el modélico. Por otro lado, nos encontramos a su amigo del alma, el cura Nicolás, papel excelentemente interpretado por Jérémie Renier (El niño, El silencio de Lorna). Nicolás, tiene otra ideas más avanzadas y diferentes, no se rige por cánones impuestos, sino por su propia humanidad, fortaleza e intuición, donde empieza a plantearse si realmente el camino que les dicta la Iglesia es el que realmente hay que seguir. Se establece un tremendo galimatías entre creencia, conciencia, deber, poder y necesidad.
El titulo de “Elefante Blanco” alude al gran edificio abandonado ubicado en la Ciudad Oculta, en sus inicios estaba pensado para convertirse en el mayor hospital de Latinoamérica, pero resultó un proyecto fallido, debido a distintos intereses políticos y económicos, nunca llegó a completarse.
La puesta en escena, la narración y la fotografía están excelentemente logradas. La película cuenta con muchas secuencias en las que apenas hay diálogo y están soberbiamente resueltas por la escenografía y las interpretación de los personajes.
Jérémie Renier

El director juega con claroscuros en la ambientación , con planos largos, introduciéndonos a fondo en las secuencias, penetrando en nuestras mentes y en nuestras conciencias , implantando un puro realismo sobrecogedor y del que después de ver la cinta no podrás escapar.

El film está dedicado al cura Carlos Mujica, uno de los religiosos más recordados del Tercer Mundo, al cuál se le hace más de una mención en la película. La cinta ha obtenido una gran acogida en el pasado Festival de Cannes.
La impresionante banda sonora corre a cargo de Michael Nyman.
Sin más, decir que “ELEFANTE BLANCO” es una película que invita a la reflexión, apela a la conciencia moral y nos abre los ojos a una cruda realidad existente. Esta declaración de Trapero merece la pena ser vista.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

7 respuestas

  1. Yo, he visto la pelicula y es realmente buena. Estoy de acuerdo en todo lo que he leido en esta critica. Solamente hay algo que yo añado. Poco diálogo, peca de silencios, y es tan real que parece un "documental" pero hay que verla porque la interpretación de los actores es magnifica. Y es tan crudo lo que ocurre en estos "barrios de la miseria" que impacta, es dificil de olvidar.

  2. Muy buena critica! No he visto la pelicula pero me has dado muchas ganas de hacerlo. Detallas muy bien los temas y las cualidades de la pelicula pero sin desvelar mucho. Además me gustan mucho Ricardo Darin y este tipo de peliculas, asi que estoy más que convencida :-).

  3. Ricardo Darín me ancenta desde que le ví en "7 Reinas" que tambien os la recomiendo,. Asi que entre que sale y tu magnifica crítica, me animo a verla. Muchas gracia por compartir esta magnífico blog!

  4. Magnifica crítica. No he visto la película pero me invitáis a verla.
    Gran detalle de la película sin contar la trama.

  5. Me gustaria responderos de forma mas precisa a todos… pero quien la ha visto ha sido Cristina (LizaMaybe)… asi que de momento es esto es lo que hay.. ^_^

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

Anime The Mandaloria

¿Y si The Mandalorian fuera un anime?

Hace tres años, con Juego de Tronos en su penúltima temporada, los responsables del canal de Youtube “Malec” nos sorprendían imaginando cómo sería el opening

¡Bienvenid@s a nuestra nueva web!

Tal y como habíamos contado en redes sociales, estábamos inmersos en un importante cambio en la web. No solo era un cambio de plantilla, sino que nos mudamos de Blogger a Wordpress. No es un cambio fácil, y si ya contábamos con poco tiempo para actualizar, ahora se suman los ajustes necesarios para que esto vuelva a lucir al 100% ¡pero había que hacerlo! 

Precisamente por ello, os pedimos paciencia ante el aspecto actual. Poco a poco, terminaremos el resto de páginas del menú e iremos optimizando todos los post para que se vean perfectamente en nuestro nuevo hogar. Hasta entonces, os agradecemos la paciencia y os pedimos que nos comentéis todo aquello raro que veáis. ¡MIL GRACIAS!