Spartacus – War of the Damned, Episodio 3×06: La crítica

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Spartacus - War of the Damned, Episodio 3x06
Con el apropiado nombre de «Botín de Guerra» (Spoils of War), se presenta el sexto episodio de esta magnífica temporada de Spartacus (War of The Damned), en el cual, y tras la derrota contra las fuerzas romanas de Marcus Crassus y Caesar, nos muestran como el salvajismo en la guerra no sabe de bandos.
Protagonizado prácticamente por Gannicus y Sibyl (la esclava que sigue a este ultimo como una lapa), en este episodio vemos al antiguo dios de la arena ocultarse y arrastrarse para salvar su vida y la de su compañera en una ciudad que tras el asedio recibido, se ha convertido en una trampa mortal para todos aquellos que, sin ser romanos, se mantengan en su interior.
Spartacus - War of the Damned, Episodio 3x06
Caessar y Crasus tras forzar la retirada de Spartacus y los suyos
Así pues, ocultos en el antiguo escondite que Laeta ofreció a sus compatriotas romanos, van siendo testigos de cómo Crassus sacrifica a los prisioneros para aumentar los ánimos de sus tropas, impresionar a la comisión que lo observa desde Roma, y exaltar la figura de Caesar, un hombre que tras esta victoria, permanece en la mente de Crassus como uno de los personajes más prometedores del imperio.
A la típica dosis de sangría, en esta ocasión no le acompañan la ración de sexo habitual del capítulo, y ni siquiera la presencia de Spartacus, elementos que no tienen lugar en estos momentos donde lo importante es seguir colocando las piezas para el dramático final de la historia.
Spartacus - War of the Damned, Episodio 3x06
Caessar con el pelo tras cumplir con su propósito de infiltrarse
Para la mayoría puede que estemos ante un episodio de transición, pero lejos de eso, la trama sigue avanzando, ahondando en las relaciones entre Tiberius y Caesar, y sobre todo, poniéndonos sobre aviso de que nuestros queridos héroes se enfrentan esta vez a un enemigo como ninguno otro al que se han enfrentado hasta ahora.

Resumen del capítulo 6 – Hermanos de Sangre /Blood Brothers
(Spartacus – War of the Damned 1×06 / Spartacus 3×06)

Tras la traición de los piratas Sicilianos, y el alzamiento de Caesar como un traidor, Spartacus y los suyos deben de abandonar la ciudad de Sinuesa y dirigirse ante un paso helado de las montañas, algo que consiguen gracias al sacrifico de Gannicus, el cual decide quedarse en la ciudad para retrasar lo máximo posible a las tropas romanas.
Una vez que la ciudad es tomada, y los rebeldes han escapado, Gannicus permanecerá oculto junto a Sybil en una ciudad donde se prepara un homenaje a los soldados y en especial a Caesar, en el cual se sacrificaran de forma salvaje a los prisioneros.
Dispuesto a salvar el pellejo, Gannicus conseguirá salir de la ciudad, no sin antes, ajusticiar a Heracleo, el cual además de pedir una alta suma de dinero, había solicitado obtener a Laeta, a la cual tras marcarla como una esclava, condena a unirse al grupo de los caídos.
En las celebraciones vemos diferentes tensiones entre Tiberius, Caesar y Crassus, algo lógico cuando hay tanto en juego.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

¡Bienvenid@s a nuestra nueva web!

Tal y como habíamos contado en redes sociales, estábamos inmersos en un importante cambio en la web. No solo era un cambio de plantilla, sino que nos mudamos de Blogger a Wordpress. No es un cambio fácil, y si ya contábamos con poco tiempo para actualizar, ahora se suman los ajustes necesarios para que esto vuelva a lucir al 100% ¡pero había que hacerlo! 

Precisamente por ello, os pedimos paciencia ante el aspecto actual. Poco a poco, terminaremos el resto de páginas del menú e iremos optimizando todos los post para que se vean perfectamente en nuestro nuevo hogar. Hasta entonces, os agradecemos la paciencia y os pedimos que nos comentéis todo aquello raro que veáis. ¡MIL GRACIAS!