Por qué los eSports ya no son solo para jugadores amateurs

Por qué los eSports ya no son solo para jugadores amateurs
Por qué los eSports ya no son solo para jugadores amateurs

Los eSports han experimentado un boom en los últimos años convirtiéndose en una actividad totalmente profesional. En estos eventos deportivos se han producido cambios que han generado el interés de publicistas, siendo uno de los sectores que marque el futuro de las marcas.

Actualmente, el mundo de los videojuegos cuenta en España con 16 millones de jugadores, y de ellos 3 millones participan en eventos online de manera regular. En concreto, los eSports han ganado gran popularidad en la industria del entretenimiento convirtiéndose en otro tipo de deporte más en el que se organizan ligas similares a las del fútbol o tenis.

Es tal el nivel de profesionalización que actualmente hay jugadores profesionales que se dedican en exclusiva a prepararse para las competiciones obteniendo un salario. Además, al ser un tipo de deporte en el que se puede jugar individualmente o con más personas, también existen equipos que se sustentan de los servicios de entrenadores, preparadores físicos, entre otros especialistas de diferentes áreas.

Previsión de la actividad de los eSports

En el último año, su facturación global superó los mil millones de dólares y los pronósticos son muy favorables. La tendencia a consumir el deporte en este formato ha crecido desde la pandemia y el público se ha expandido. En 2020, los ingresos mundiales ascendieron a los 947 millones, aproximadamente, y se prevé que se superarán los 1.600 millones en 2024.

Actualmente, este tipo de entretenimiento es consumido por un público muy heterogéneo. Aunque en un principio podía parecer que solo interesara a los perfiles más jóvenes no es así. La creación de estrategias de marcas, además de la presencia de los eSports en modelos de negocio con un target de una media de edad superior a los 35 años, ha conseguido captar la atención de personas de todas las edades.

El mercado sigue creciendo exponencialmente, sobre todo en Asia y Estados Unidos. En cuanto a España es uno de los países de Europa en los que más captación está obteniendo.

Cómo saber si un videojuego forma parte de la categoría eSports

A pesar de su gran crecimiento, no hay que confundir los deportes electrónicos con cualquier videojuego. Algunos de los más representativos son FIFA, Fortnite o League of Legends, entre otros. Actualmente, el más jugado es el Fortnite, que fue lanzado en 2017 y que celebra cada año la Fortnite World Cup. En 2019, se entregó en ella 100 millones de dólares en premios. Este videojuego basado en la temática de la supervivencia cuenta con millones de seguidores y supera audiencias de más de dos millones de espectadores.

Para formar parte de la categoría de eSports se deben de tener en cuenta varios puntos:

-Seguir unas normas marcadas y condiciones equitativas para todos los competidores. Este es un punto primordial que marca la diferencia y que resultará un referente para saber si realmente estamos jugando en un deporte electrónico.

– Tener un componente de skills y también la aplicación de sistemas RNG, es decir, de aleatoriedad. En los deportes electrónicos, los personajes del juego van obteniendo habilidades que se consiguen por objetivos y que no deben confundirse con atributos, que tienen un carácter más genérico. Pero, por otra parte, también se componen de la aleatoriedad a través de los sistemas RNG que se encuentran en los eSports o en juegos de azar. Son muchos los juegos que cuentan con ese componente de aletoriedad, utilizando sistemas que, en la actualidad, sirven para cifrar pagos en pasarelas de pago o funcionan en entretenimiento online como el póker o al jugar ruleta online en un casino de Internet. En las competiciones de eSports se generan números por azar, algo que también se usa en juegos aleatorios como The Binding Of Isaac. Este factor permite a los jugadores estar exentos de cualquier tipo de manipulación, además de resultar un elemento indispensable para que funcione correctamente el sistema de juego.

-Desarrollar competencias oficiales y jugar una liga organizada. Tal y como se ha comentado previamente, uno de los puntos que más definen los eSports es la organización de competiciones y ligas muy parecidas a las que nos encontramos en los deportes tradicionales. En este caso, la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) es uno de los mayores operadores de competiciones de videojuegos del mundo y distribuye en la League of Legends European Championship, que es la máxima competición profesional de eSports.

– Tener un alcance notorio en número de gamers. La magnitud de los eventos deportivos también supondrá una referencia al considerarse eSports a aquellas competiciones en las que se despierte realmente el interés de espectadores, pero también de medios de comunicación y marcas.

-Por último, ser un formato en el que dos o más participantes se enfrenten. Siempre se buscará generar feedback entre jugadores dando la posibilidad de jugar equipos. De este modo, estará presente en los juegos que pertenezcan a la categoría de eSports la posibilidad de jugar en diferentes modalidades.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar