Fallece en un accidente de avión el compositor James Horner

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
James Horner
Continua un verano de muertes, y tras el fallecimiento de la actriz italiana Laura Antonelli (y el también recientemente extinto Christopher Lee), ahora nos llega la desafortunada noticia de que James Horner ha fallecido en un accidente de avión.
El compositor de bandas sonoras para películas como Titanic, Avatar, Braveheart, The Amazing Spider-Man estaba en pleno vuelo cuando un motor de la avioneta en la que viajaba falló, provocando que la aeronave se estrellara cerca de Santa Bárbara.
En 1998 este artista gano el Oscar por la composición de la BSO de Titanic, y ahora, en 2015, Horner nos abandona con solo 61 años.

Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

Anime The Mandaloria

¿Y si The Mandalorian fuera un anime?

Hace tres años, con Juego de Tronos en su penúltima temporada, los responsables del canal de Youtube “Malec” nos sorprendían imaginando cómo sería el opening

¡Bienvenid@s a nuestra nueva web!

Tal y como habíamos contado en redes sociales, estábamos inmersos en un importante cambio en la web. No solo era un cambio de plantilla, sino que nos mudamos de Blogger a Wordpress. No es un cambio fácil, y si ya contábamos con poco tiempo para actualizar, ahora se suman los ajustes necesarios para que esto vuelva a lucir al 100% ¡pero había que hacerlo! 

Precisamente por ello, os pedimos paciencia ante el aspecto actual. Poco a poco, terminaremos el resto de páginas del menú e iremos optimizando todos los post para que se vean perfectamente en nuestro nuevo hogar. Hasta entonces, os agradecemos la paciencia y os pedimos que nos comentéis todo aquello raro que veáis. ¡MIL GRACIAS!