El Cid: Choque de Reyes en Castilla [CRÍTICA]

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Crítica serie "El Cid" Prime Video
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Crítica serie "El Cid" Prime Video
Disponible en Prime Video y ampliando el catálogo de producciones españolas de esta plataforma, llega "El Cid", una adaptación de la gesta del famoso caballero al que da vida Jaime Lorente (La Casa de Papel).

Definir esta serie de «El Cid» como un choque de reyes no es casualidad, porque el objetivo es hacer recordar al lector cómo era la segunda entrega literaria de Juego de Tronos, esa novela en la que comenzaba la pelea por el Trono de Hierro entre las diferentes familias. De este modo, podréis situaros mejor en lo que plantea esta primera entrega de las aventuras de Rodrigo Díaz, más conocido como el Cid. Pero aquí, ese choque de monarcas se producirá en el seno de la misma familia. Ese es el telón de fondo para presentarnos al legendario caballero.

Hay en estos días mucha polémica alrededor de esta serie. No es objeto de este artículo entrar a valorarla, pero sí que me gustaría hacer un llamamiento a la calma. Una invitación a los lectores para que se acerquen sin miedo y sin ira a la serie, la vean, y saquen por sí mismos sus conclusiones, al margen de chismes propagados por redes sociales. Como decíamos, la serie comienza en los últimos momentos del rey Fernando I de Castilla, llamado el Magno (Jose Luis Pérez), quien se encuentra en la tesitura de decidir a cuál de sus hijos nombra como heredero. Mientras tanto, nobles de la corte como el Conde Flaín (Carlos Bardem), se frotan las manos con esta inestabilidad creciente para intentar hacerse con el poder.

El telón de fondo perfecto para la formación de un caballero. Y es que el joven paje Rodrigo Díaz (un gran Jaime Lorente) solo quiere ser un buen vasallo y servir a su señor Sancho, el primogénito del rey. Pero pronto las conspiraciones de la corte salpicarán a ambos, debiendo protegerse el uno al otro en un contexto sociopolítico de tensión creciente, no solo dentro de su propio reino, sino también fuera de él. Conspiraciones, luchas de poder, influencias perversas, y el inminente estallido de una guerra en el seno de una familia marcan esta primera temporada de la serie de Amazon Prime. Cinco episodios de una hora que se disfrutan con placer y con ganas de que lleguen más entregas, porque aún queda mucho por contar de la vida de este mítico personaje y de la Ispania de aquellos momentos.

Detalle de la batalla de El Cid, la serie de Prime Video

Si hay algo que brilla especialmente en la producción es el trabajo actoral. Desde el protagonista de la misma, que cambia de registro de forma radical demostrando un buen trabajo y un esfuerzo interpretativo, pasando por secundarios como Ginés García Millán interpretando a Ramiro I de Aragón o una brillante Alicia Sanz interpretando a la princesa Urraca con un lado maquiavélico interesante. La puesta en escena denota los esfuerzos económicos de la plataforma, especialmente en el capítulo cuarto durante la batalla de Graus, donde reina un caos descarnado y sangriento que anticipa un futuro marcado por escenas bien logradas como esa. Pero también hay que decir en qué aspectos puede mejorar la producción, como puede ser la realización de una banda sonora memorable, con tono épico y un leitmotiv dedicado al Cid, una música que subraye la “epicidad” del relato; y también una mayor vigilancia en cuanto al contenido de los personajes femeninos, porque el feminismo en aquellos momentos puede resultar un tanto increíble.

De todas formas, la serie es sin duda una gran propuesta que trae consigo un beneficio importante: dar a conocer a varias generaciones un personaje histórico que forma parte de nuestro acerbo cultural y que les invite a adentrarse en el aprendizaje de esa época histórica, y en concreto, al estudio de la Historia en general.

Por si hay algún lector interesado, es recomendable también la lectura del ensayo “El Cid. Mito e Historia de un señor de la guerra” escrito por el historiador David Porrinos González y editado por Desperta Ferro. Un ensayo bien escrito que de forma didáctica crea un marco de situación perfecto al lector/espectador sobre el personaje y su época. El propio autor de la obra en la web de la editorial tiene también un artículo analizando los aspectos técnicos de la serie, resolviendo de paso alguna de las majaderías que se han utilizado con el objetivo de desprestigiar la producción. Como dijimos antes, no vamos a entrar más en estas cuestiones, porque no somos historiadores. Nuestra labor simplemente es la de glosar aspectos puramente cinematográficos.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − cinco =

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad