Crítica de Veneciafrenia: Un Carnaval Sangriento by Alex de la Iglesia

Crítica de Veneciafrenia
Crítica de Veneciafrenia

Si por algo se caracteriza el director Alex de la Iglesia es por su libertad creativa. Cada proyecto que realiza es personal, escrito por él y su amigo Jorge Guerricaechevarría. Desde El Día de la Bestia, pasando por La Comunidad, y su más reciente, su miniserie 30 Monedas, brillante creación para HBO MAX. Pero ahora regresa a las salas de cine con Veneciafrenia, una nueva propuesta que sirve para inaugurar The Fear Collection, una productora que nace en España con un espíritu parecido al de la americana Blumhouse, es decir, especializados en terror y thriller y con la intención de promover a directores noveles.

Una sana iniciativa que es muy necesaria a día de hoy: recuperar el riesgo y la novedad en las creaciones para no tener que depender de secuelas, precuelas, spin-offs y cosas parecidas.

Veneciafrenia, esta nueva aventura terrorífica que mezcla la oscuridad, lo grotesco, con la comedia más negra, ingredientes habituales en la filmografía de De la Iglesia, nos lleva a la gran ciudad turística por excelencia. Los protagonistas de la cinta son un grupo de turistas españoles que van a celebrar la despedida de soltera de Isa (Ingrid García Jonson). El fin de semana que esperan que esté plagado de fiestas, alcohol y diversiones de todo tipo, se torna en pesadilla cuando entra en juego un misterioso personaje que no hace más que seguirlos a todas partes. De telón de fondo, los habitantes de Venecia, están cada vez más hartos de la constante llegada de turistas.

Protagonistas de Veneciafrenia

Estos ingredientes sirven al director y guionista para crear una cinta bastante crítica con la sociedad actual. Sin duda, el turismo de masas recibe aquí unos cuantos palos, al mismo tiempo que se pone de manifiesto la debilidad de los países que han centrado su economía en este sector. Pero sin duda, el poder de la cinta reside precisamente en la sutileza. No es una película fácil, aunque las campañas publicitarias transmitan esa sensación. Una vez que te sumerges en la historia y prestas atención al desarrollo de los personajes, se comprueba que trata muchos temas, como las relaciones tóxicas, el síndrome de Peter Pan que cada vez es más común en varias generaciones y, no por ello menos importante, la banalización de la violencia, reflejada en un momento clave del film, cuando un psicópata degüella en directo, frente a cientos de turistas a una mujer. Todos contemplan la escena pensando que es una performance y graban con sus móviles, sin inmutarse ante la violencia del acto.

Podríamos definir Veneciafrenia como un delicioso carnaval sangriento, como una performance que habla sobre la podredumbre moral de una sociedad embriagada de un consumismo desatado. Es que la cinta es ambas cosas. Es que es una estupenda propuesta de terror de serie b patrio. Toca disfrutarla y, al mismo tiempo, darle una pensadita a lo que nos narra. Por esto mismo, levantará también más de una ampolla.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 4 =

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar