Gotham 1×10 – Lovecraft: Crítica / Resumen

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
La acción y el suspense suben de nivel en Gotham dejándonos imágenes de un letal e intrépido Alfred Pennyworth.
Gotham 1x10 - Lovecraft: Crítica / Resumen
Bruce y su look menos pijo
Continuamos poniéndonos al día de la serie Gotham , y ahora analizamos “Lovecraft”, capitulo que poco tiene que ver con el escritor de Providence, sino que se centra en el objetivo de Harvey Dent que descubrimos la semana pasada en la presentación del personaje destinado a convertirse en “Dos Caras”.
En este episodio, la acción se centra en Selina y Bruce, quienes tras unos primeros roces, se han convertido en grandes amigos a pesar de sus diferencias. Confiados en que nadie sabe de la presencia de Selina en Wayne Manor, el detective Gordon sigue dedicándose a sus tareas para poner en orden la ciudad cuando es sorprendido por una llamada que le avisa de que han asaltado la mansión Wayne.
Allí, Alfred ha ganado tiempo para su amo y la amiga de este, demostrando nuevamente que no es un mayordomo al uso y que sus vínculos con diferentes servicios de inteligencia lo convierten en un duro rival capaz de enfrentarse a tres asesinos profesionales… pero algo torpes.
Así pues, Bruce y Selina deben huir de la mansión, y deciden introducirse en las calles de Gotham, un lugar peligroso pero en el que la joven Cat, se siente cómoda y segura.

Gotham 1x10
La líder de los asesinos que buscan a Cat y a Dick Lovecraft
En sus andanzas, Bruce tendrá que cambiar de atuendo y se encontrara con la pequeña Ivy Pepper, la hija del hombre al que se responsabilizó de la muerte de los Wayne, y que ha quedado huérfana tras la muerte de su padre huyendo de la policía (como vimos en el primer episodio de Gotham) y el posterior suicidio de su madre.
Ciertamente, la niña a la que da vida Clare Foley tiene ciertos rasgos y actitudes que la convierten en una joven inquietante, y debido a que Selina sabe que la joven no está bien de la azotea, decide alejar a Bruce de su compañía.
Juntos, y mientras que Gordon, Bullock y Alfred rastrean la ciudad interrogando a unos y a otros (incluida una Fish Mooney que queda asombrada por los modales del mayordomo de los Wayne), Selina decide vender algunos de los objetos que ha robado en la casa de Bruce, y decide ponerse en contacto con su perista, el cual, avisado de la recompensa que se paga por la joven huérfana, no duda en venderla.
El asunto, que fue puesto en marcha sin que se filtraran nombres, ha resultado ser un fiasco encabezado por Harvey Dent, quien en su cruzada para acabar con Dick Lovecraft, jugo ciertas cartas que son las que ponen en peligro a Bruce, Selina, Gordon e incluso al empresario a abatir, el cual, lejos de tener responsabilidad por la muerte de los Wayne, es otra pieza más en el tablero, convirtiéndose en un objetivo más de los asesinos que buscan a la joven versión de Catwoman.

Bruce y Selina en Gotham 1x10 - Lovecraft
La afición de Bruce por saltar azoteas se gesta en este capítulo

Por su parte, Selina y Bruce buscan la manera de escapar de su actual confinamiento y a la llegada de sus verdugos se las apañan para ganar tiempo hasta que Bullock, Alfred y Gordon los localizan (no sin que antes Gordon hablara con Lovecraft y se enterara de algunos tejemanejes que le cuestan la vida al empresario y casi involucran al detective en su muerte), ofreciéndonos nuevas escenas en las que Selina demuestra ser una joven con muchos recursos que tras este capítulo, decidirá esconderse mejor y por su cuenta.
El capítulo de Gotham, termina con el alcalde Aubrey James increpando a Dent y Gordon por la muerte de Lovecraft, tras lo cual, y después de hacer un papel para la prensa, decide enviar al compañero de Bullock para que se encargue de la seguridad del centro para enfermos mentales de Arkham (que se inauguró tras los acontecimientos de la semana pasada) en una clara acción de castigo contra el joven que le ha puesto contra la pared tantas veces en las últimas semanas.
Evidentemente, también hay momentos para la trama del Pingüino, Fish Mooney y Falcone, la cual se empieza a recrudecer tras el robo del dinero de Falcone que vimos la semana pasada, y que provoca que el mafioso ponga a prueba a sus subcomandantes, incluidos Oswald y Fish.

Alfred, Bullock y Fish Mooney en Gotham 1x10 - Lovecraft
Alfred es la verdadera estrella del capitulo, él, y los chicos.
Por lo demás, el capítulo, en el que no he encontrado demasiadas referencias (solo que Ivy vuelve a salir y que Alfred se revela como algo más que un mayordomo), se salda con una buena cuota de acción, frases estupendas (como la de Alfred diciéndole a Bruce que si el muere quien va a contratar un mayordomo) y una muestra de que los jovencitos del show pueden dar mucho juego en caso de que el guion lo solicite.
Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

Anime The Mandaloria

¿Y si The Mandalorian fuera un anime?

Hace tres años, con Juego de Tronos en su penúltima temporada, los responsables del canal de Youtube “Malec” nos sorprendían imaginando cómo sería el opening

¡Bienvenid@s a nuestra nueva web!

Tal y como habíamos contado en redes sociales, estábamos inmersos en un importante cambio en la web. No solo era un cambio de plantilla, sino que nos mudamos de Blogger a Wordpress. No es un cambio fácil, y si ya contábamos con poco tiempo para actualizar, ahora se suman los ajustes necesarios para que esto vuelva a lucir al 100% ¡pero había que hacerlo! 

Precisamente por ello, os pedimos paciencia ante el aspecto actual. Poco a poco, terminaremos el resto de páginas del menú e iremos optimizando todos los post para que se vean perfectamente en nuestro nuevo hogar. Hasta entonces, os agradecemos la paciencia y os pedimos que nos comentéis todo aquello raro que veáis. ¡MIL GRACIAS!