Starr el Bárbaro, de Daniel Way y Richard Corben

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Aunque no soy muy seguidor de la línea MAX de Marvel Comics, de vez en cuando me encuentro con alguna que otra joya que no puedo evitar comprar. Es el caso de Starr El Bárbaro, del guionista Daniel Way, un autor curtido casi exclusivamente en el comic book de superhéroes, como Lobezno, Venom, Motorista Fantasma o Masacre. Esta vez, sin embargo, Way recupera un personaje casi olvidado de los archivos de la Marvel y le insufla vida una vez más, con resultados sorprendentes.

El otro responsable de que este cómic sea sorprendente es el veterano artista Richard Corben, más conocido por sus cómics de temática fantástica y underground. Pero también Corben se atreve de vez en cuando a ilustrar algunos cómics que se alejan de sus temáticas habituales. Así, lo hemos visto en series como Hellboy, de Dark Horse o Hulk y Luke Cage de la Marvel. Pero, ¿quién mejor que Corben para dibujar las hazañas de un bárbaro como Starr?
PORTADA DEL #2 DE CAGE, DE AZZARELLO Y CORBEN
EL STARR ORIGINAL
El personaje de Starr tiene un origen cuando menos curioso. A mediados de los 60´s el género denominado de espada y brujería conoció una época de esplendor. Novelas como las protagonizadas por Conan, de Robert E. Howard o por el bárbaro Thongor, de Lin Carter hacían furor entre los lectores aficionados a la literatura popular. Es por ello que los aficionados solicitaran a la editorial Marvel mediante el envío de miles de cartas un tebeo sobre el más famoso de estos personajes fantásticos: Conan de Cimmeria. Pero las negociaciones acerca de los derechos se alargaron y, para aprovechar el interés por estos temas, se lanzó un cómic con un nuevo personaje, Starr El Bárbaro, muy similar a ConanStarr sólo protagonizó una breve aventura de siete páginas, pues fue rápidamente sustituido por Conan en el verano de 1970. De ahí que el personaje durmiera el sueño de los justos hasta que Axel Alonso, editor de la Marvel decidiera hacer un nuevo cómic con él 40 años después.
La historia comienza en el presente, contándonos la historia de un escritor que ha perdido el favor de las musas y que se ve incapaz de rellenar ni una página. Daniel Way arremete en cierta manera contra aquellos novelistas que abandonan sus raíces temáticas y estilísticas en busca de géneros supuestamente más serios, con resultados la mayoría de las veces que dejan mucho que desear. Así, Len Carson, escritor de éxito de novelas de aventuras , se estrella cuando decide vender su primer libro «serio», por lo que debe volver al género que le dio fama. Pero claro, la inspiración ya le ha abandonado.
LEN CARSON SE BASA EN EL ESCRITOR LIN CARTER, CREADOR DE THONGOR
El cómic arranca con este breve prólogo pero enseguida nos sumerge en los orígenes de Starr, mediante el recurso de la narración por una tercera persona, en este caso un trovador que, mediante unas rimas de lo más risibles, hace avanzar la trama. Corben no parece haber perdido muchas aptitudes como ilustrador y, aunque ya no puede ser lo que era, mantiene ese estilo suyo tan característico entre la caricatura y el realismo. El aspecto visual del cómic parece salido directamente de los 80´s, cuando proliferaban este tipo de historias en todo tipo de revistas ilustradas. Tan populares llegaron a ser estas publicaciones que incluso la Marvel editó una colección llamada Aventuras Bizarras, en las que junto a historias para adultos aparecían aventuras de los superhéroes más famosos de La Casa de las Ideas.
RICHARD CORBEN, UN ESPECIALISTA DE ESTE TIPO DE HISTORIAS
Starr El Bárbaro es para el guionista apenas una excusa para narrarnos el ascenso y caída del usurpador de un trono, un tema manido en el genero de la espada y brujería, pero aquí tratado con sentido del humor e inteligencia, a lo que ayuda el dinámico dibujo de Richard Corben. Corben nos deleita con los elementos habituales en sus obras: desnudos masculinos y femeninos, violencia sin tapujos, mucha sangre, mujeres de carácter…Toda una serie de ingredientes que enriquecen la historia escrita tan hábilmente por Daniel Way.
Estamos ante una miniserie de lo más recomendable, sobre todo para nostálgicos de los cómics underground de los 70´s y 80´s y amantes de los cómics de espada y brujería. Starr El Bárbaro es un cómic que funciona como una máquina del tiempo, devolviéndonos a una época en la que las historias que se nos contaban iban al grano, sin alargarse en exceso, y libres de prejuicios y absurdos convencionalismos sociales. Por fortuna, Daniel Way nos demuestra que todavía quedan guionistas que saben escribir cómics entretenidos e inteligentes, pero que han de distanciarse de la corriente principal para poder desarrollar sus ideas.
STARR EL BÁRBARO
Colección 100% MAX
Panini Cómics
Correspondencia USA: MAX. Starr The Slayer #1-4
Guión: Daniel Way
Dibujo: Richard Corben
Libro tapa blanda con solapas, 96 págs.
PVP: 10€

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Síguenos en redes

Entradas Populares

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Sin spam, solo novedades y recomendaciones.

Categories

Continua en De Fan a Fan

También te podría interesar

Anime The Mandaloria

¿Y si The Mandalorian fuera un anime?

Hace tres años, con Juego de Tronos en su penúltima temporada, los responsables del canal de Youtube “Malec” nos sorprendían imaginando cómo sería el opening

¡Bienvenid@s a nuestra nueva web!

Tal y como habíamos contado en redes sociales, estábamos inmersos en un importante cambio en la web. No solo era un cambio de plantilla, sino que nos mudamos de Blogger a Wordpress. No es un cambio fácil, y si ya contábamos con poco tiempo para actualizar, ahora se suman los ajustes necesarios para que esto vuelva a lucir al 100% ¡pero había que hacerlo! 

Precisamente por ello, os pedimos paciencia ante el aspecto actual. Poco a poco, terminaremos el resto de páginas del menú e iremos optimizando todos los post para que se vean perfectamente en nuestro nuevo hogar. Hasta entonces, os agradecemos la paciencia y os pedimos que nos comentéis todo aquello raro que veáis. ¡MIL GRACIAS!